AMLO retoma carta que le escribió a Biden cuando era vicepresidente

 Por Kenny de Ita

Siendo la mañana del 20 de enero del presente año, en el transcurso de la conferencia presidencial, durante la sesión de preguntas y respuestas, tomará la palabra una reportera, que de manera directa y contundente plantea la cuestión referente al caso contra el general Cienfuegos y el juicio internacional al que se someterá junto a  la DEA, preguntando el cómo afectará este fenómeno jurídico la relación con la administración entrante en Washington.

El presidente de la republica indica que se tiene que buscar cooperación ordenada y respetuosa por parte de los dos gobiernos. A partir de este punto, el mandatario insiste en la actitud injerencista que históricamente ha mantenido el gobierno estadounidense en la republica desde la consagración de la misma como Estado independiente. Condena enérgicamente la intromisión indebida y violatoria de nuestra soberanía por parte de las agencias del gobierno de Estados Unidos (agentes de la DEA, Del FBI y operaciones de la CIA). Bajo esta línea de pensamiento, indica que la cooperación que necesita México como nación, se deberá basar en el respeto a nuestra soberanía.

Así mismo, se declara que México no aceptará cooperación militar por parte del gobierno estadounidense, ni la operación de agentes norteamericanos en suelo nacional, pues es considerado que la violencia dentro de nuestras fronteras es consecuencia directa del subdesarrollo socioeconómico, tanto en México como en Estados Unidos.

Posteriormente se exponen algunos de los fragmentos de la carta que el presidente Andrés Manuel López Obrador, en marzo, le escribió al ahora presidente Joe Biden.

´(…) En este marco, ciudadano vicepresidente, es que les propondremos formalmente en su momento un cambio sustancial en la relación bilateral en nuestros gobiernos.

‘Estamos preparados para convencer y persuadir a las autoridades de Estados Unidos de que, por el bien de las dos naciones, es más eficaz y más humano aplicar una política de cooperación para el desarrollo que insistir, como sucede actualmente -en el 2012- en dar prioridad a la cooperación policiaca y militar.

‘Hoy, por ejemplo, el monto de ayuda de Estados Unidos a México -en el 12 estaba de presidente el señor Obama y el señor Biden de vicepresidente- es de 478 millones de dólares. Esto, además de ser muy poco, casi en totalidad 450 millones de los 478 -en el 12- se destina a la llamada Iniciativa Mérida. Con claridad decimos que nuestra propuesta es obtener más recursos y cambiar las prioridades. Lo primero debe ser el desarrollo y el empleo.

‘Los problemas de índole económico y social no se resuelven con medidas coercitivas. Con respecto a quienes piensan de otra forma, expresamos que no es con asistencia militar y de inteligencia o con envíos de helicópteros y armas como se remediará el problema de la inseguridad y de la violencia en nuestro país.

‘Tampoco se detendrá el flujo migratorio construyendo muros.’

Fíjense desde cuándo, todavía no llegaba el presidente Trump, porque hay que aclarar que el muro se viene construyendo desde hace mucho tiempo, cada presidente de Estados Unidos ha hecho su parte de muro, sea demócrata o republicano.

A ver si mañana ponemos aquí, de los 3 180 kilómetros de frontera, cuánto muro se ha construido y qué presidente de Estados Unidos lo construyó, y quiénes han construido más, porque es una información que se debe de conocer.

‘No se detendrá el flujo migratorio construyendo muros, haciendo razias o militarizando la frontera. Los mexicanos que van a buscarse la vida a los Estados Unidos lo hacen obligados por la necesidad, lo arriesgan todo para tener un trabajo y mitigar su hambre y su pobreza.

‘En esencia, lo que planteamos es que el gobierno de los Estados Unidos aumente y den un nuevo cauce a la ayuda oficial a México y para eso estamos dispuestos a poner en correspondencia nuestro plan económico y establecer una nueva relación fincada en la cooperación para el desarrollo. Ello, desde luego, en un ambiente de respeto a la soberanía de nuestro país.

‘Inclusive, promoveremos la firma de un acuerdo para la aplicación de un programa bilateral orientado a reactivar la economía y crear empleos en México. Con esto se logrará atender las causas que han dado lugar a la inseguridad, a la violencia y al fenómeno migratorio.

‘Al mismo tiempo -esto es muy importante- es de nuestro interés convencer a congresistas y funcionarios del Poder Ejecutivo de los Estados Unidos de la importancia de aprobar una reforma migratoria para regularizar la situación de los mexicanos que trabajan honradamente en ese país y que, en vez del maltrato, la persecución y el racismo, se reconozcan y respeten sus derechos laborales y humanos.’

 Finalmente, el ejecutivo menciona la discusión que mantuvo con Joe Biden, sobre la aplicación de un plan migratorio (antes de la elección para el segundo periodo del presidente Obama) y el compromiso que mantuvo el entonces vicepresidente  en llevar a cabo la reforma migratoria.

Pasado el tiempo, y concluida la administración Obama, dicha reforma jamás fue puesta en marcha. Se espera que ahora el presidente Biden, teniendo en consideración los antecedentes diplomáticos previamente expresados y manteniendo congruencia con sus propuestas durante la campaña electoral, por fin pueda dar a conocer un plan de migración íntegro y vanguardista a los derechos humanos y la dignidad social.

 

Visita número 214

 

Comparte con tus conocidos

Facebook Comments

Carlos Roberto Martínez Hernández

Tecnólogo, según la definición mas humilde de la RAE. Comprometido con la ciencia, la verdad y la justicia. El humanismo y las ciencias "duras" no tienen por que estar separadas, el primer paso lo tenemos que dar, como no, en conjunto.