La sexta revolución tecnológica

La sexta revolución tecnológica

En el libro de Carlota Pérez titulado “Revoluciones tecnológicas y capital financiero” se habla de 5 revoluciones tecnológicas, las cuáles han ocurrido en los últimos 250 años.

    1771 – Revolución industrial: en esta se produjeron nuevos procesos de manufactura que liberaron al hombre del duro trabajo manual; inicio de la producción por máquinas en lugar de los métodos artesanales, fabricación de productos químicos, nuevos procesos de producción de hierro, mayor eficiencia de la energía del agua, etc.

    1829 – Hierro, máquina de vapor y ferrocarril: con la locomotora mejoró la comunicación entre diferentes ciudades y se pudo trasladar mayor cantidad de objetos y materiales con mayor velocidad, reduciendo los tiempos de producción y distribución.

    1875 – Acero, electricidad e ingeniería pesada: la producción masiva de acero desarrolla la industria pesada en USA y Alemania, fue la primera globalización donde se sustituyeron los barcos de vela por buques pesados que en dos semanas llevaban materias primas alrededor del mundo.

    1908 – Petróleo, automóvil y producción en masa: se caracteriza por el modo de vida americano con la producción en masa donde la industria marca lo que es bueno para la familia americana: qué casa, qué coche, qué frigorífico, etc. Ford produce el modelo T en cadena, se electrifican las carreteras, se construyen aeropuertos y la radio proporciona difusión y acceso a la información.

    1971 – Microprocesador, informática y telecomunicaciones: llega la era digital con internet gracias a la electrónica, la tecnología de la información y las telecomunicaciones.

5 Revoluciones tecnológicas

 

 

 

 

Ocurren cada 40-70 años, siguiendo esta predicción, es notable que estamos en el ocaso de la 5ª revolución tecnológica, donde el capital financiero hizo su parte para promover el uso de transistores, por encima de otros operadores (como los bulbos), , los chips se han instalado en la vida de todos, La industria de la electrónica es la que presentó mayor crecimiento en los últimos años, todo mundo tiene un procesador en su teléfono móvil, computadora o en cualquier rama de su trabajo. Hoy, una rama de esa revolución tecnológica, la de los chips presenta una doble crisis.

Crisis por la pandemia, problemas de Occidente con Asia para importar tecnología y que la capacidad de procesamiento de los procesadores ya no puede mantenerse al ritmo de crecimiento que presentó durante muchos años, pues duplicaba la capacidad de procesamiento cada 2 años

Para entender como estas revoluciones tecnológicas operan se debe entender que pasan por periodos.

Como el periodo de instalación, donde aparece por primera vez, esa invención o procedimiento que resuelve los problemas mejor que cualquier otro. Puede llamar o no, la atención de inversionistas o emprendedores puede nacer en el seno de grandes corporaciones o en un garage con los elementos mínimos.

Para ejemplificar esto tenemos el primer circuito integrado inventado por Noyce y Moore en una ya exitosa empresa de semiconductores, cuya presentación marca el inicio de la 5ª revolución tecnológica, para lo primero y el teléfono patentado por Graham Bell como inventor “independiente”, para lo segundo.

Hay un periodo de inflexión, donde esa tecnología entra en verdadera disputa con el paradigma anterior, las empresas que se acoplen a esta invención sobrevivirán y tendrán una enorme ventaja con respecto a las otras. Gracias a la suerte o una excelente mirada de inversores y emprendedores, empresas y hasta los países donde nacen se posicionan como una potencia global.

Periodo de despliegue, donde instituciones y sociedad civil adaptan esta invención a su vida diaria.

 Luego cada invento o descubrimiento que lideró esa revolución se encuentra tan establecido y en el sentido común de Instituciones, empresarios y sociedad civil, que la nueva revolución tecnológica entra en conflicto, cumpliendo de manera dialéctica la aparición de estas revoluciones tecnológicas.

No obstante, cada revolución mantiene el estatus quo de los países que tienen los recursos para desarrollar esa tecnología y cuentan con las capacidades materiales e intelectuales para que aparezca el antagonismo de una nueva revolución tecnológica. Siendo los países donde surgen esas revoluciones aquellos con más expansión en los ámbitos militar, geopolítico y financiero a lo largo de las épocas, Por mencionar a Inglaterra, en la primera y segunda revolución, Estados Unidos y Alemania en la tercera y cuarta y la aparición de China, en la 5ª Revolución junto con E.E.U.U y algunos países de Occidente y Asia.

Según la autora, la biotecnología, nanoelectrónica y bioelectrónca, jugarán un papel importante en la aparición de la sexta revolución, sin embargo no se debe perder de vista, las criptomondeas, criptocontratos, como posibles nuevas formas de moneda de cambio que devuelve el poder al individuo, por encima de bancos o gobiernos, (al menos idealmente), computación cuántica e inteligencia artificial.

El papel de la Inteligencia Artificial en la sexta revolución tecnológica.

La inteligencia Artificial cumple con varias de las características para convertirse en la invención o paradigma que lidere esta sexta revolución, pues gobiernos como el chino han extendido el uso del reconocimiento facial y gigantescas bases de datos para controlar a su población en casi cada aspecto. Empresas como NVIDIA han potenciado su capacidad de procesamiento, compensando el estancamiento de los procesadores con I.A.

Cada día la inteligencia artificial cobra mas relevancia en la vida de la sociedad civil, desde teléfonos que toman fotografías enfocando y haciendo correcciones a la toma con esta tecnología hasta los esfuerzos de IBM y Google por desarrollar la I.A mas avanzada.

La I.A es una tecnología que se conoce desde hace 40 años pero que no se utilizaba para resolver problemas por el despilfarro de recursos que representaba. Por ejemplo, cualquier lenguaje de programación, puede resolver una suma (2+2) con una serie de procesadores lógicos en tan solo 2 pasos. Para que una inteligencia artificial pueda realizar una suma, ésta puede ser entrenada con una serie de matrices y miles de ejemplos, aplicando retropropagación (una especie de castigo al fallar), para que de alguna manera esa inteligencia artificial “aprenda” por su cuenta a sumar. Hoy tenemos más capacidad de procesamiento para explorar todas las capacidades de una I.A

Aquí el sitio de Carlota Pérez, que continúa dando conferencias y autora del libro del cual se basa este artículo.

Visita número 92

 

Facebook Comments

Carlos Roberto Martínez Hernández

Tecnólogo, según la definición mas humilde de la RAE. Comprometido con la ciencia, la verdad y la justicia. El humanismo y las ciencias "duras" no tienen por que estar separadas, el primer paso lo tenemos que dar, como no, en conjunto.