El Esequibo: conflicto territorial entre Venezuela y Guyana consecuencia del imperialismo británico en el continente

El largo (y poco conocido) conflicto territorial entre Venezuela y Guyana: el Esequibo

Por Alejandra Cuazitl

Hace dos siglos, en 1821, se constituía la República de la Gran Colombia, de la que Venezuela junto con Colombia, Ecuador y Panamá formaban parte. Incluía además un territorio cuya existencia fuera de Venezuela apenas han oído nombrar: La Guayana Esequiba.

La Gran Colombia, una nueva y gigantesca república surgida tras sucesivas y cruentas guerras por la independencia, limitaba al este con Las Guayanas, territorios que por entonces se disputaban potencias europeas coloniales como Reino Unido y Holanda.

Nada más constituirse la nueva república, la diplomacia venezolana informó a los británicos que la línea divisoria entre la Gran Colombia y la colonia británica vecina, estaba demarcada por el Río Esequibo. Una delimitación nada gratuita porque se correspondía con los territorios españoles de lo que fuera la Capitanía General de Venezuela. La diplomacia británica asumió y aceptó esa definición fronteriza sin oponerse.

Aprovechando la debilidad militar venezolana que aún no se había recuperado de la sangrienta guerra de independencia, colonos británicos traspasaron la frontera acordada entre las partes y ocuparon tierras al oeste del Esequibo. A pesar de la enérgica protesta de las autoridades grancolombianas, Reino Unido prosiguió su política expansionista en la zona. La muerte de Simón Bolivar en 1830, la disolución de la Gran Colombia al año siguiente y las sucesivas guerras internas en Venezuela le allanaron el terreno.

 En 1835, los británicos establecieron unilateralmente la llamada Línea Schomburgk, que dejaba atrás el río Esequibo como frontera oficial.

En las décadas siguientes, fueron moviendo esa misma línea que ellos mismos habían fijado más y más hacia el oeste, hasta anexionar de facto 80.000 km cuadrados a la Guayana Británica, a cosa del territorio venezolano.

En 1895, el presidente de Estados Unidos Stephen Grover Cleveland, instó a Venezuela y a Gran Bretaña a dirimir el conflicto mediante un arbitraje internacional. Venezuela basó su caso en la titularidad heredada de su independencia de España, demostrada con abundantes documentos históricos y Reino Unido básicamente presentó mapas con sus exigencias.

Los jueces británicos favorecieron la postura del Reino Unido e hicieron lobby para lograr un veredicto unánime amenazando con que, de lo contrario, su país ignoraría tranquilamente el veredicto y no le pasaría nada.

Así, Reino Unido arrebató de facto a Venezuela, unos 160.000 km cuadrados. Un territorio que constituye hoy día el territorio en reclamación que aparece rayado en diagonal en los mapas oficiales de Venezuela y que la República Cooperativa de Guyana considera naturalmente suyo.

Apoya a Eco Latinoamericano a profesionalizar el periodismo donando a través de Patreon

Puedes donar en el siguiente enlace https://www.patreon.com/eco_latinoamericano

Con información del canal Ahí les Va, del episodio emitido el 14 de septiembre del presente año.

Facebook Comments