Protestan en Corea del Sur usando mascaras de “El juego del calamar”

23 de octubre del 2021

Desde el miércoles 20 de octubre se han venido presentando protestas masivas en distintas ciudades surcoreanas en el marco de la Huelga General declarada por la central sindical del país.En las movilizaciones salieron trabajadores disfrazados con prendas de la célebre serie “El juego del Calamar”, basada en la grave situación de endeudamiento y precariedad que se vive en el país. Corea del Sur es uno de los países con el Producto Interno Bruto más alto de la región, al contar con importantes empresas transnacionales como Samsung, LG o Hyundai. Tiene una economía fuertemente “financiarizada” basada en la deuda y la precariedad de las clases bajas. Es uno de los países con la tasa de suicidios más alta de la OCDE, motivados por estrés.

Algunas de las exigencias son:

Estatización de las empresas que están haciendo despidos masivos de trabajadores.

Aumento salarial.

– Medidas para contrarrestar la precarización laboral.

– Aumento de unidades públicas de vivienda.

Contratación estatal de al menos 1 millón de trabajadores de cuidado que garanticen el cuidado gratuito de personas vulnerables.

Educación y salud gratuita así como pre universitarios gratuitos.

Gobierno de surcorea amenaza con reprimir manifestantes.

Desde los días previos a la huelga, las organizaciones que agrupan a los empresarios y el gobierno trataron de que la central sindical levantara la medida de fuerza.

Tanto el ayuntamiento de la capital, Seúl, como el gobierno central amenazaron con adoptar medidas represivas contra las manifestaciones públicas convocadas por los sindicatos. El argumento esgrimido fue el coronavirus y el supuesto peligro de aumento de contagios. Las autoridades amagaron con sancionar a los organizadores de las acciones.

No obstante, los sindicatos desoyeron estas amenazas y salieron a las calles a protestar para reclamar sus demandas.

No es la primera protesta masiva en Corea del Sur.

Ya en 2016 la Confederación de Sindicatos de Corea (KCTU), la segunda mayor federación sindical de Corea del Sur, organizó una huelga general parcial para protestar contra las propuestas de “reformas” sobre legislación laboral del gobierno conservador que haría más fáciles los despidos y la contratación de trabajadores temporales.

Algunos 74.000 trabajadores de 26 sindicatos miembros de la KCTU, incluidos los trabajadores de Hyundai y Kia, pararon. Otros 17.000 trabajadores sindicalizados salieron a las calles para unirse a las manifestaciones. La KCTU, uno de los sindicatos más militantes de Corea del Sur, había organizado previamente huelgas el 24 de abril y 15 de julio para oponerse a las nuevas leyes laborales. En la primera huelga participaron unos 260.000 trabajadores, y en la segunda 45.000.

Una protesta relativamente pacífica de unos 14.000 trabajadores tuvo lugar el 5 de diciembre. Siguió una manifestación de iles de personas el 14 de noviembre, a la que la policía respondió con una dura represión, rociando a los manifestantes con gases lacrimógenos y cañones de agua, hiriendo gravemente a varias personas.

Facebook Comments