AMLO rechaza recomendaciones del FMI: “los respetamos (pero no coincidimos)… ya no tienen ellos la misma influencia que tenían antes”

La siguiente es el texto íntegro del diálogo de la conferencia matutina de la presidencia del día lunes 25 de octubre de 2021

INTERLOCUTOR: Presidente, con respecto a la industria eléctrica que se está manejando ahorita en el Congreso yo quisiera hacerle una pregunta sobre la opinión del Fondo Monetario Internacional, donde dice que, bueno, el crecimiento de México en este año a dos meses y medio de que concluya será de 6.2 por ciento, el próximo año será de 5.2 por ciento.

Sin embargo, el Fondo Monetario Internacional no todo lo que dice son miel sobre hojuelas. Ahora le está pidiendo a su gobierno, al que usted encabeza, que suspenda -es irrisoria la propuesta- que suspenda la construcción de la refinería de Dos Bocas que el año próximo será inaugurada, y por supuesto también que se le entregue a la iniciativa privada mundial obviamente toda la industria eléctrica.

¿Qué le responde a este organismo que, bueno, supervisa a 190 países alrededor del orbe y que por supuesto por sus sus aplicaciones financieras ha sometido a la pobreza y al atraso a millones de mexicanos y por supuesto también alrededor del mundo?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADORPues que no estoy de acuerdo con ellos. Respeto sus políticas. No creo en sus políticas, causaron la decadencia económica social en el mundo, ellos son responsables de la crisis mundial, los del Fondo Monetario Internacional y otros organismos financieros internacionales.

Pero también, en abono a estos organismos, la mayor responsabilidad recae en los gobiernos neoliberales que se sometieron a esas políticas, porque mandaban sus recomendaciones, sus recetas y se aplicaban en los países al pie de la letra; por ejemplo, eso: ‘Va bien la economía de México, van a crecer 6.2 por ciento, pero les recomendamos que no construyan la refinería de Dos Bocas, mejor sigan comprando las gasolinas en el extranjero, es más rentable’.

¿Qué otra cosa recomiendan?

INTERLOCUTOR: Que se suspenda la refinería de Dos Bocas, que es obviamente descabellado y yo creo que usted no lo va a aceptar, y que le entreguemos la industria eléctrica a los buitres del mundo.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, sí, pues es lo mismo, o sea, ‘entrégale a Iberdrola ya el monopolio completo de la industria eléctrica’, porque esa es la libertad de mercado entendida como la libertad del zorro en el gallinero.

Entonces, pues no coincidimos, los respetamos, pero ya no tienen ellos la misma influencia que tenían antes. Es que era impresionante cómo ordenaban lo que se tenía que hacer.

Cuando la crisis de Miguel de la Madrid, hay una anécdota de que el secretario del Tesoro recibe al entonces secretario de Hacienda, Jesús Silva-Herzog, y lo recibe en su escritorio, con los pies arriba del escritorio, al secretario de Hacienda. Y tienen que entregar petróleo por anticipado, se hipoteca el petróleo y se logran condiciones onerosas, hacen lo que quieren.

Y creo que fue Reagan, porque está en la memoria del que era director -sus memorias- del Tesoro, que le dijo Reagan: ‘Eres -casi, casi- un malvado -riéndose-, aplastastes a los mexicanos’ y ja, ja, ja. Así era; esto, para los jóvenes.

Entonces, primero eran cartas de intención, decían: ‘Les vamos a prestar, pero tienen que aplicar estas políticas: no aumento de salario, incremento del costo de los servicios públicos, privatización de empresas’, ahí venían las condiciones en las llamadas cartas de intención.

Y luego ya no hacía falta que se firmaran las cartas de intención porque los que manejaban la política económica en México estaban formados por ellos, se cumplió con el presagio, con el pronóstico de aquel jefe del Departamento de Estado -a ver si lo encuentras- el de la frase aquella de que es muy fácil dominar a México.

‘Si estudian en nuestras universidades -decía el jefe del Departamento de Estado- nosotros los formamos y luego ellos van a estar a nuestro servicio’, de modo que para dominar a México no hacen falta medidas militares.

Van a ver la frase. Todo esto es para los jóvenes. Pero desde luego las cosas han cambiado porque en Estados Unidos hay más respeto hacia México. Ya les dije en una ocasión cómo en la primera plática que tuvimos por teléfono, estaba yo en Valladolid y hablé por teléfono con el presidente Biden, ya cuando lo habían reconocido como presidente de Estados Unidos, y le agradezco mucho que una de las primeras cosas que me dijo fue: ‘Yo no veo a México como el patio trasero de los Estados Unidos’, y se lo agradecí mucho, y pues ya empezamos a entendernos, porque eso es muy importante.

Pero eso es nuevo, antes no era así. Claro, hubo excepciones con el presidente Roosevelt, con el presidente Kennedy, que se entendió bien con el presidente Adolfo López Mateos. El presidente Roosevelt se entendió bien con el presidente Cárdenas y John F. Kennedy se entendió bien con el presidente Adolfo López Mateos.

Pero ya no son esos tiempos. Ahora que voy a la ONU voy a hablar de estos temas, porque tienen que cambiar las políticas, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas. Ya el llamado modelo neoliberal ha demostrado su fracaso, no es alternativa, no es opción, lo que hizo fue profundizar más las desigualdades sociales en el mundo y alentar la violencia, la migración, la destrucción del planeta, todo eso fue lo que produjo el modelo neoliberal, de modo que ya hay que cambiarlo.

¿Ya tienen el texto? A ver. Nada más que no sé… Ah, bueno. Sí, es una carta del exsecretario de Estado de Estados Unidos dirigida a William Randolph, de los periódicos, en relación a la campaña de su cadena de periódicos -es muy famoso el señor William Randolph- para poner en la Presidencia de México a un estadounidense y terminar con la Revolución mexicana que amenazaba los intereses de las grandes corporaciones norteamericanas, principalmente petroleras. Miren lo que dice el exsecretario de Estado:

‘ México es un país extraordinariamente fácil de dominar, porque basta con controlar a un solo hombre, el presidente’, y aconseja:

‘Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso conduciría otra vez a la guerra. La solución necesita de más tiempo, debemos abrirle a los jóvenes mexicanos ambiciosos, debemos abrirle a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto del liderazgo de Estados Unidos.

‘México necesitará administradores competentes y con el tiempo esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes y eventualmente se adueñarán de la misma Presidencia. Y, sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos y lo harán mejor y más radicalmente que lo que nosotros mismos podríamos haberlo hecho.’

¿De qué año es esto? 1920.

Bueno, vamos a seguir.

Facebook Comments