¿Por qué la ONU libra una guerra contra el mundo árabe? || Opinión de Muamar Gadafi en 2011

Palabras ante el pleno de la ONU del entonces presidente de Libia Muamar el Gadafi el 25 de octubre de 2011

Por Alejandra Cuazitl

Como se sabe las Naciones Unidas fueron fundadas por 3 o cuatro países, que se unieron contra Alemania en la Segunda Guerra mundial; constituyeron un órgano denominado Consejo de Seguridad que convirtió a esos países en miembros permanentes y le otorgó el derecho de veto.

Nosotros no estábamos presentes en ese momento, las Naciones Unidas se configuraron de acuerdo con esos países que tenían la intención de que nos sumáramos a los planes originales, esa es la esencia real de las Naciones Unidas cuando se fundaron hace más de 60 años, eso sucedió en ausencia de unos 165 países a razón de uno a 8, es decir uno estaba presente y 8 estaban ausentes. Esos países redactaron la carta de la cual tengo aquí una copia, al leer la carta de las Naciones Unidas se puede constatar que el preámbulo de la carta difiere de sus artículos ¿cómo surgió la carta? todos los que asistieron a la conferencia de San Francisco en 1945 participaron en la redacción del preámbulo pero dejaron los artículos y el reglamento interno del llamado Consejo de Seguridad en manos de los expertos, los especialistas y los países interesados, países que habían establecido el Consejo de Seguridad, los que se habían hundido contra Alemania. El preámbulo es muy atractivo, nadie lo objeta, pero todas las disposiciones que aparecen después lo contradicen completamente.

Rechazamos esas disposiciones y nunca las respaldaremos, se volvieron obsoletas después de la Segunda Guerra mundial, en el preámbulo, por ejemplo, se afirma que todas las naciones pequeñas o grandes son iguales ¿somos iguales en lo que respecta a los pueblos y en los puestos permanentes del Consejo de Seguridad? no, no lo somos. ¿Tenemos nosotros derecho de veto? ¿somos iguales? No. En el preámbulo se dice que tenemos igualdad de derechos, ya sea en países grandes o pequeños, eso es lo que se declara y lo que acordamos en el preámbulo, por tanto, el veto en el Consejo de Seguridad contradice la carta.

No aceptamos ni reconocemos el veto, en el preámbulo de esta carta se afirma que no se deberá recurrir a la Fuerza Armada salvo en interés común, es el preámbulo que acordamos y firmamos y nos sumamos a las Naciones Unidas porque queríamos que esta carta reflejara eso

Se indica que solo se recurrirá a la fuerza armada en interés común de todas las naciones, pero ¿qué ha sucedido desde entonces? Han estallado 65 guerras desde la creación de las Naciones Unidas y del consejo de seguridad. 65 guerras con millones y millones de víctimas más que en la 2da Guerra Mundial ¿acaso en esas guerras, la agresión y la fuerza se utilizaron en esas 65 guerras, responden al interés común de todos nosotros representados aquí? No, esas guerras se llevaron a cabo en aras de 1, 3 o 4 países, pero nunca de todas las naciones.

Esto contradice de manera flagrante la carta de las naciones unidas que firmamos, y a menos que actuemos de conformidad con esta carta de las naciones unidas que acordamos, lo rechazaremos y no temeremos hablar con nadie en términos que no sean diplomáticos

Ahora hablamos del futuro de las naciones unidas, no debe haber hipocresía ni diplomacia porque se trata de la cuestión importante y vital del futuro del mundo. La hipocresía dio lugar a estas 65 guerras que han estallado desde la creación de las naciones unidas. Si Libia, por ejemplo, agrediera a Francia, entonces la organización entera respondería porque Francia es un estado miembro soberano de las naciones unidas y todos compartimos la responsabilidad colectiva de proteger la soberanía de todas las naciones. Sin embargo, se han emprendido 65 guerras de agresión sin que las naciones unidas hayan hecho algo por impedirlo.

Esos países que pretenden que creamos que tratan de mantener la soberanía e independencia de los pueblos, utilizan en realidad la agresión contra los pueblos. Ingresamos a las naciones unidas porque pensamos que éramos iguales, solo para comprobar que un país puede objetar todas las decisiones que adoptemos todos en la asamblea general. “

Facebook Comments